31.7.08

20


Mi barriga se llena de aire y se hinchan mi cara y mis manos, mis orejas se vuelven de piedra y mis ojos turbios como el mar. No respires la sal de la arena que llena con pena tus venas. Que la luna se ponga en tu cuna y piensa en tus horas. No respires la sal del mar que ya sabes que todo engancha, no me pidas que vuelva a hablar de la vida que pasa. Si mis pies me pudieran llevar a la tierra que pisas y ves, y mi sangre pudiera sangrar y notar tus latidos que saltan. Es la lluvia que cae por tu cara la que no me deja pasar y la arena quemada del sol que no para y mojada es peor. Ya sé que el dolor es peor cuando piensas en nada. Si das vueltas, las vueltas vendrán contra ti y tendrás que mirarte la cara. Mira mi voz que soy yo y agarra mi espalda. Cuando apriete el calor.

.

3 comentarios:

María Magdalena dijo...

pd. Hoy esta fotire de mi conejo y yo.

Cleopatra dijo...

que bonitas estamos junto al mar...
mirnado al mar soñe... que estabas junto a mi...
(L)!!

Danono dijo...

q chuli :l