22.7.08

14


Y además, persiste el viento, sigue soplando el mismo viento de carnaval y llega con él un leve olor a grasa, a algodón de azúcar y a pólvora, como llega también ese perfume intenso y caliente del cambio de estación que hace que te piquen las manos y acelera los latidos del corazón... Así pues, nos quedaremos un tiempo. Un tiempo. Hasta que cambie el viento.

.

4 comentarios:

María Magdalena dijo...

pd. Hoy esta fotiko de mi bici.

Danono dijo...

tu bici con barba

Álvaro Martínez dijo...

: O!

Cristina dijo...

Hoy es mi santo, esta noche saldremos, ¿te vendras verdad? Voy a celebrarlo. Espero que si, que hace que no salimos una noche.
Un beso amor.