15.6.08

11


Sentado me siento cansado y mi manta y mi vientre huelen a amor. Y caliente, caliente se ha puesto mi mente, hundida y metida en calor, en calor, sintiendo calor...
Tengo un punto en mi pecho que abrasa, me mata, me arde y me quema, nace de mí para ti, del calor de leña de amor. Rompe mi ritmo de vida, mis alas, y hace de hoguera, caldera pesada, que estalla en mi pecho, me ahogo sintiendo calor...

.

2 comentarios:

María Magdalena dijo...

pd. Me pica la herida y no cura.

Álvaro Martínez dijo...

PUES NO TE RASQUES.