8.5.08

04


Persas palaciegos de ojos anaranjados, que se paseaban por las alcobas como sombras fantasmales y alborotaban las noches con los alaridos de sus aquelarres de amor.



Tratando de inventar todavía más amor dentro del amor.

4 comentarios:

María Magdalena dijo...

Hoy esta fotiko de mi bici y el Señor Eko.

No sirven de nada... dijo...

Majestuoso Eko.

.marta. dijo...

amo a eko
damelo
es mas
traetelo a la operacion bocata xD

cleo dijo...

ekuuuuuuuuuuuuuu!!!!!!!