16.7.09

02


Entre trago y trago de cerveza siguió cantando como si tal cosa. Cuando terminó su repertorio, interpretó una curiosa canción que había compuesto ella misma. "Quiero cocinarte un estofado, pero no tengo cazuela. Quiero tejerte una bufanda, pero no tengo lana. Quiero escribirte una poesía, pero no tengo pluma."
-Se titula No tengo nada -dijo.
La letra era espantosa, lo mismo que la melodía. Cuando se hartó de cantar, se tendió como un gato al sol y posó la cabeza en mi hombro.

.

2 comentarios:

María Magdalena dijo...

pd. que ya tengo mi ratoooon (:

martolada loves Bilbao dijo...

macho esa cancion te la cante yo en la intimidad y ahora vas tu la escribes asi y encima me insultas. pf xD jajajaja (LLLLLLL) te echaba de menos