10.5.09

03


-Dime más cosas bonitas.
-Me gustas.
-¿Cuánto?
-Me gustas como un oso en primavera.
-¿Un oso en primavera?
-Imagina que paseas sola por un prado y se te acerca un osito con la piel aterciopelada y unos ojazos. De pronto el osito te dice: "¡Buenos días, señorita! ¿Quiere usted rodar conmigo?". Entonces tú y el osito os pasáis el día entero rodando abrazados por una ladera sembrada de tréboles. Es bonito, ¿no?
-Muy bonito.
-Pues a mí me gustas tanto como eso.

.

2 comentarios:

Tramp dijo...

tanto como para derribar todos los árboles de todos los bosques?

*_* dijo...

a mí me gustas todavía más!