22.1.09

09

En mi opinión, la terapia era una manía de los estadounidenses, gente muy consentida y sin tolerancia para las dificultades normales de la existencia. Mi abuelo me inculcó en la infancia la noción estoica de que la vida es dura y ante los problemas no cabe sino apretar los dientes y seguir adelante. La felicidad es una cursilería; al mundo se viene a sufrir y aprender.

5 comentarios:

María Magdalena dijo...

pd. soy yo la que vive a base de orfidales y lexatines.

Danono dijo...

mola mucho.

copiota dijo...

no eres tu la ke vive a base de lexatines, es la de un libro, el libro del amor. amor como los zapatos ke me voy a comprar. porcierto esa foto tan guay? al mas puro estilo serpiente... me apetece escuhar a estif el chino!

martaliciosa copiota dijo...

pd: la foto es mia. hazme de modelo mas.
pd2: me voy a comprar lo botines preciosos de mngo para acerme fotos y luego devolverlos, pero ncesito fotografa, y seras tu no?

Art In Brut dijo...

mmm..... para aprender se viene pero para que se aprende en la vida si despues viene la muerte??